QS CMB WEB2

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela en su artículo 176 creó las Contralorías Municipales, asignándoles la competencia de controlar, vigilar y fiscalizar los ingresos, gastos y bienes municipales, así como las operaciones relativas a los mismos. Igualmente indicó que las mismas serían dirigidas por un Contralor o Contralora Municipal designado por el Concejo Municipal mediante Concurso Público; este rango constitucional otorgado por primera vez en la historia de Venezuela a las Contralorías Municipales las convierte en un nuevo Poder en el Municipio, vigilante del uso correcto, eficiente y eficaz del Patrimonio Público Municipal.

La Ley Orgánica del Poder Público Municipal, en desarrollo del texto Constitucional otorgó a las Contralorías Municipales en su artículo 101, Autonomía Orgánica, Administrativa y Funcional, prerrogativa que las autoriza a proporcionarse su propia Estructura y Organización sin estar subordinadas a ningún otro Órgano del Poder Público Municipal. Igualmente, la pre-citada Ley establece en su artículo 102 las competencias que tienen estos Órganos de Control Fiscal; en el mismo sentido, en la Ley Orgánica de la Contraloría General de la República y el Sistema Nacional de Control Fiscal y su Reglamento, se establecen una serie de facultades y potestades asignadas a las Contralorías Municipales como Órganos de Control Fiscal Externo para el cumplimiento de sus funciones.

Las disposiciones Constitucionales, Legales y Sublegales precitadas anteriormente, establecen las competencias y potestades de las Contralorías Municipales y revelan por sí mismas la importancia que el Estado le ha otorgado a estos Órganos de Control Fiscal. No obstante, para el ejercicio cabal de las competencias referidas anteriormente es primordial que las Contralorías Municipales se organicen adecuadamente tomando en consideración su tamaño, presupuesto, número de funcionarios, importancia y extensión del Municipio a controlar, número de habitantes y otros elementos intrínsecos y particulares del Órgano respectivo. De la adecuación de la organización de la Contraloría a los elementos referidos anteriormente, depende en gran medida que las Contralorías Municipales cumplan exitosamente con las funciones que le han sido asignadas.